Proyecto Educativo Institucional 2019

«Sólo la persona hace experiencia del mundo»

Educar es, para nosotros, introducir al niño y al adolescente en un conocimiento libre, razonable y afectuoso de la riqueza de la realidad total. Realidad que es afirmada verdaderamente si se afirma la existencia de su sentido. Así, el mundo, como realidad total, su significado y el de cada una de las cosas, se devela en la experiencia del conocimiento, y en la adhesión a él.

En consonancia y continuidad con el Proyecto Institucional del año pasado “Dignos de descubrir el mundo” retomamos con “Solo la persona hace experiencia del mundo” este ideal educativo, pero esta vez enfatizando y profundizando el valor de la experiencia en el encuentro educativo y en el conocimiento del mundo y su significado.

Este es el desafío que nos proponemos como objetivo del año: que todas las acciones y procesos de enseñanza y evaluación, sean experiencias concretas de ese sector del mundo que cada ciencia desarrolla en su especificidad; y de todas las posibles conexiones y relaciones de cada una de ellas con la totalidad. Experiencias que tendrán como sentido último, el crecimiento de la persona, de todas sus capacidades, y el cumplimiento progresivo de las exigencias del corazón cuyo horizonte es infinito.

Como afirmábamos en el proyecto del año pasado “la vida entera es una aventura educativa progresiva y sin fin”.

Ver Proyecto Educativo Institucional 2019
«Sólo la persona hace experiencia del mundo»